El mantenimiento vintage ¡Una pieza clave!

Muchas veces nos preguntáis por los trucos que tenemos a la hora de mantener las prendas vintage en perfecto estado, asegurando su longevidad y sobre todo eliminando ese olor tan característico que a algun@s nos genera rechazo.

Hay varios trucos, todos muy sencillos, para hacerlo. Pero lo más importante es querer hacerlo y tomar conciencia del tipo de producto que estás adquiriendo cuando compras vintage o algo menos este tipo de vintage.

¿Como lavar nuestras prendas?

Una buena parte de nuestra colección está cosida a mano y rematada con encajes, puntillas, organza… Todo ellos materiales delicados y a los que además hay que añadirles el paso del tiempo.

Por eso si es posible es mejor que laves tu misma tus prendas. Nadie como tú para cuidarlas y hacerlo con mimo. Pero si se trata de una mancha profunda no dudes en llevarla a la tintorería, asegurándote que es un lugar especializado y que entienden la delicadeza de la prenda.

Si lo lavas en casa debes hacerlo con un jabón neutro, sin químicos ni perfumes. Nosotros tenemos en Sybelle un jabón natural escamado que es perfecto para las manchas. Pero déjanos hacer hincapié en que sea NATURAL, y sin productos químicos.

Para conseguir el resultado que queremos debemos sumergir la prenda en agua templada con jabón  asegurándonos que el agua quede muy jabonosa.

Nosotros recomendamos dejar las prendas sumergidas unos 20 minutos mínimo para asegurarnos que empapa bien, escurriendo posteriormente el agua pero sin aclararla.

En Sybelle predominan las prendas blancas y los colores claros por lo que podemos tender la colada al sol sin problema. Esto puede ayudar a eliminar las manchas. NUNCA en caso de prendas de color ya que el sol puede ocasionar la perdida de un par de tonos.

Una vez que tengamos seca la prenda(s) en cuestión podemos repetir el proceso tantas veces como consideremos oportuno. Siempre asegurándonos que al “estrujar la prenda” no forcemos el tejido.

Para finalizar aclararemos la prenda y ¡listo!

El almacenamiento es importante para el mantenimiento de las prendas.

Otra de las cosas a tener en cuenta cuando compramos vintage es el almacenamiento de nuestra colección. Dejar ciertas prendas perchadas es un error. Sobre todo el punto o vestidos con encajes y bordados en la zona de los hombros. La prenda se deformará por esta zona y terminará dándose de sí.

Lo ideal es almacenar las prendas dobladas, sobre todo y sin lugar a dudas el punto. Saca de vez en cuanto  las prendas más antiguas para que les de el aire. No estamos hablando de una vez a la semana. Pero si son prendas que no te pones demasiado, asegúrate de que no pasen demasiado tiempo en una caja. Evitarás los acartonamientos y el olor.

¡Muy importante! No guardes tus prendas sucias ni con olor.

¡Y no planches las prendas que tienen olor! El calor de la plancha ayudará a fijarlo.

Si decides colgar tus prendas, procura que tus perchas sean acolchadas para amortiguar el peso de la prenda sobre los hombros.

Poco a poco os iremos dando trucos de limpieza, organización y almacenamiento.

Lo más importante es que seas consciente de que tiene un tesoro y que lo trates como tal.

¡Disfrútalo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *