Cuatro motivos para invertir en prendas de lino

Si tuviéramos que explicar con un sólo motivo por qué decidimos montar Sybelle sería imposible. Pero sin duda, nuestro amor por las piezas antiguas sería uno de ellos. Otro, nuestra debilidad por la delicadeza del estilo romántico. También tendríamos que hablar de la exclusividad que te dan este tipo de prendas únicas y diferentes. Pero lo que sin duda nos empujó fueron los materiales. Y el lino, junto con el algodón, es uno de los que más buscamos.

En nuestro último viaje, las piezas de lino han sido nuestro principal objetivo. Vestidos, camisas, incluso mantelería de lino. Encontrar estos tesoros entre miles de antigüedades no ha sido tarea fácil. ¡Pero lo hemos conseguido! Y queremos explicaros por qué invertir en linopor qué sube el precio en este tipo de prendas. Y lo más importante, por qué enamorarte de un material que te acompañará toda la vida.

Durabilidad y resistencia.

Y es que esta es sin duda una de sus principales propiedades. Si el algodón nos gusta, el lino es dos veces más resistente y cuenta con unas propiedades a las que el algodón no llega. Son prendas que por lo general cuidando su mantenimiento en cuanto a lavado y secado, no van a quedarse compactas ni rígidas. Este era uno de nuestros miedos, por eso hemos lavado varias veces nuestras prendas antes de ponerlas a la venta. Lo que sí hay que tener en cuenta es que tienden a encoger por eso es importante lavarlas en seco. Aunque admiten el lavado a mano sin problema si se cuida la forma de secado.

Una curiosidad: El lino es una de las fibras textiles más antiguas. Se encontraron restos de tela de lino en los asentamientos prehispánicos de Suiza. En Egipto las momias estaban recubiertas con telas de lino de más de 4500 años de antigüedad. En Europa el lino es anterior al algodón y el tejido más importante después de la lana.

Vestido de lino procedente de Austria con iniciales.

¿Pero qué es el lino realmente? Vemos el lino en nuestras prendas favoritas, pero no sabemos qué es en realidad ni cómo se llega hasta ahí. Las fibras de lino son de origen natural y provienen del tallo de una planta. Si se recogen a mano es más fácil recoger las fibras más largas consiguiendo un hilo de mayor calidad. Lo que sin duda encarece el precio. Una vez recogidas las fibras en bruto deben hilarse y luego tejerse hasta convertirlas en tela y luego ya se le da la forma que queramos.

La gama de color del lino va en tonos blanquecinos, tostados a un color marrón grisáceo. No te extrañe si tienes buenas prendas de lino, que el color cambie ligeramente con el paso de los años.

Para el frío y el calor

Otra de las cosas que más nos gusta del lino son sus propiedades térmicas. Se utilizaba tanto en verano como en invierno y en ambos casos para aislar el cuerpo del frío o del calor. Lo que lo convierte en el perfecto material de entretiempo. Un mismo vestido se puede utilizar verano con unas sandalias y en invierno con unos leotardos y unas oxford (por ejemplo).

Que no tenga elasticidad puede resultar una ventaja ya que no pierde la forma con el paso del tiempo. Y en nuestro caso que se trata de prendas antiguas es algo clave.

Vestido de lino con escote barco y largo midi.

Para todo tipo de pieles

Además tiene varias cosas que nos gusta especialmente porque cada día sois más las clientas con alergias que insistís en la composición de nuestras prendas. En este caso, el lino es anti bacteriano y por lo general no produce alergias. Además es transpirable y esto lo hace idóneo para nuestros vestidos en verano. Absorbe la humedad (por eso se utilizaba mucho en plantillas de calzado) y evita el olor. Antiguamente el lino era de las prendas más escogidas en época de verano para los caballeros, que vestían sus camisas de lino hasta para ir a la playa.

Vestido de lino procedente de Francia con cuello Mao e iniciales.

Fácil cuidado

Como somos conscientes de la delicadeza de nuestras prendas, os damos todos los detalles para que las cuidéis con mimo, os duren más tiempo y contribuyáis también a su historia.

Los tejidos de lino responden muy bien a la limpieza ya sea a través del lavado a mano o en seco. No requiere un especial cuidado. Aunque en Sybelle por tratarse de prendas antiguas te animamos a que las cuides especialmente, huyendo de la secadora y apostando por el lavado a mano o en centros especiales, especificando que se trata de una prenda antigua.

Tiene secado rápido y como decíamos antes, cuidando su forma de lavado y planchado evitaremos el apelmazamiento. El lino es resistente a los disolventes orgánicos, también es resistente a las temperaturas elevadas y blanqueantes (decíamos que tiende a amarillear con el tiempo).

Vestido de lino de niña con botones de nácar antiguos.

Con los lavados, el tejido se vuelve más suave y esto aporta calidad a la prenda ¡Ojo! En nuestro caso hablamos de lino antiguo que tiene aun más calidad, pero no deja de ser algo más delicado que el lino de hoy en día que en muchos casos es además un misceláneo. Así que no escatimes en cuidados.

En cuanto al planchado, debe ser planchada una vez lavada para evitar que el olor se quede en la prenda y que la arruga no se llegue a formar.  Porque lo que sí tiene es que suele generar arrugas y esto a veces es un poquito desesperante. Es más resistente a la luz solar que el algodón.

Truco para evitar arrugas: Seca la prenda al 80% (ya sea a través de tu secadora o secado natural). Plánchala dada la vuelta, todavía húmeda y con almidón. Espera que se seque por completo antes de doblarla. Si no, con vapor a alta temperatura. Antes abrocha todos los botones y cierra todas las cremalleras.

Vestido antiguo de lino con ganchillo en el escote.

¡Importante! No guardar nunca las prendas de lino húmedas. Esperar a que se seque del todo para doblarla y guardarla. Si no puede aparecer moho y si duda echar a perder la prenda.

Mejor guárdala perchada (con perchas que se adapten a la forma de la prenda, así evitarás que se deforme). Si la doblas, evita que este mucho tiempo doblada para que no se fijen las arrugas.

Lo que más lo que más nos gusta de lino es que es un material respetuoso con el medio ambiente. Y esa es una de las máximas de Sybelle.

Y por si fuera poco con las piezas que conseguimos de lino, os recordamos que tenemos perfume de hogar con olor a lino blanco. ¿Que cómo huele? A limpio, a lavadora recién sacada, a colada secándose a sol. Y lo mejor es que es apto para textiles porque no deja mancha. Por lo que puedes pulverizar las cortinas, los cojines del sofá o la colcha de la cama. ¡Tenemos clientas que directamente lo ponen en la colada para que su ropa se impregne del aroma! Y muchas que se llevan nuestro perfume en tamaño viaje para que vayan donde vayan siempre huela como en casa.

Perfume de Hogar de Lino Blanco en dos formatos.

Y hasta aquí nuestro especial sobre el lino. Cualquier duda, ya sabes donde estamos contacto@sybelle.es.

Pásate por nuestro Instagram, nuestro Facebook y nuestro Pinterest y descubre nuestro universo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *